A estas alturas creo que la mayoría de las empresas son conscientes que un blog va a darles un empujón extra en su estrategia de presencia online. Un blog va a ayudarles con la comunicación empresarial, a posicionar como expertos en su sector, a ganar credibilidad y confianza, a fidelizar a sus clientes mediante su contenido y consejos, a captar a potenciales clientes mediante ese mismo contenido, y a posicionar frente a los buscadores en los primeros puestos actualizando contenido frecuentemente, aumentando el tráfico a la página de empresa gracias a su contenido y consiguiendo enlaces desde otras webs y redes sociales. Las ventajas son muchas, y ya han sido nombradas. Pero una vez que hemos montado el blog, nos entra el miedo escénico… ¿Qué cuento? ¿De que hablo? ¿Cómo lo digo? Escribir en el blog de tu empresa no es fácil, ¿verdad?

5 puntos a tener en cuenta al escribir en el blog de tu empresa

1 – Escribe para tu cliente

Es un error muy muy común no escribir para tu cliente, sino acabar escribiendo para tu competencia. No puedes usar un lenguaje técnico, sino lo mas comprensible posible para tu posible cliente.

Y es muy frecuente que se escriba en foros para tus compañeros de sector o buscando sus alabanzas o discrepando. ¿Por qué escribes en el blog? ¿Ya te has olvidado? ¡El fin último de todo esto (de cualquier estrategia de maketing en realidad) es vender más! Focaliza cual es tu cliente y escribe para el. ¿Qué crees que puede interesarle?

2 – Escribe lo que a tu cliente le puede interesar

¿Cual es el mejor SEO? Un contenido cojonudo. Escribe un gran contenido y se difundirá solo con un pequeño empujón. ¿Que es gran contenido para tu cliente? Enseña a la gente a hacer cosas, a usar tus productos, o mejor aún, que pueden hacer con ellos. Los manuales nunca fallan, los consejos tampoco. Guías de uso, listas…. ¿Y publicidad? Por supuesto, ya que lo que queremos es vender, pero no abuses de ella ni hagas que el el blog gire en torno a ella.

3 – Usa fotos y vídeos para hacer más atractivos y fáciles tus contenidos

En un video consigues explicar lo mismo que puedas escribir, pero de una manera más rápida y atractiva para el cliente. Es mucho más fácil que un cliente vea un video de 2 minutos que no se lea un tochazo de 5.000 palabras por muy interesante que sea, porque da pareza, así de sencillo. Las fotos son tu mejor aliado para hacer un contenido atrayente. ¡Y ojo!, nada espanta más a un cliente que las faltas de ortografía….

4 – Estructura los contenidos con títulos y subtítulos

Nadie va a leer 200 líneas de texto plano. Usa negritas para destacar, imágenes para diversificar visualmente y no saturar de texto, estructura el contenido en párrafos y sobre todo, pon entradillas o subtítulos cada vez que cambies el tema. Hace mucho que la gente ya no lee en internet. Escaneamos una página, y si algo nos llama la atención, pararemos a leer esa parte en concreto. ¿Por qué no se lo pones fácil al cliente?

5 – Favorece el SEO

Poner enlaces de unos artículos tuyos a otros, dentro de tu misma web, ayudará a Google a rastrear tu página y a relacionar el contenido entre sí. Además, una pequeña busqueda de términos clave en tu sector, y usar esos términos en tus artículos ayudará a que el buscador te posicione mejor en esas búsquedas ya que la coincidencia será directa (ojo, que hay muchos mas factores que intervienen en que estés ahí arriba, pero este, ayuda)

Ten en cuenta siempre estos pequeños consejos que seguro que te ayudarán a la hora de escribir en tu blog de empresa. Un texto muy trabajado, por muy util que sea, muy raramente será leido si no se lo pones atractivo y facil a tu cliente. Y recuerda para quién escribes. Una sesuda disertación que te lleve a una interesantísima discusión con compañeros o competencia, sólo puede interesarte si pretendes conseguir que te contraten para dar charlas o formación en tu sector. Si tu objetivo es vender, sencillamente, estás perdiendo el tiempo…