Cuando tenemos un pequeño negocio tendemos a intentar hacerlo todo por nosotros mismos. Todo lo que podamos hacer por nosotros mismos, y más si estamos empezando hará que ahorremos dinero. Pero si bien los comercios no suelen dudar en encargar y pagar por los servicios de un limpiacristales o un pintor o electricista a la hora de hacer una reforma, hay una cierta reticencia a pagar por los servicios de marketing, y mas aún si no pueden tocarse, como unos folletos, y son un tanto intangibles, como es una web o publicidad en internet.  No tenemos reparo en pedir que nuestro sobrino nos haga una web, pero no se nos ocurriría pedir a nuestro cuñado que nos redactase una carta de despido de un trabajador, porque sabemos que nos puede costar caro, pero no somos conscientes de lo que podemos estar perdiendo debido a no tener una presencia profesional en las redes. Y no podemos echar de menos nada que no conocemos, evidentemente, porque nuestros clientes no nos encuentran.
Y lo más alucinante de todo esto, es que el sobrino o cuñado muchas vecen aceptan hacer una web como favor, pero ese mismo sobrino o cuñado jamas aceptaría limpiarle los cristales un sábado por la mañana…. ¿Dónde está el fallo de concepto? ¿Como es posible que un comercio de más valor (y por eso está dispuesto a pagar por ello) a un limpiacristales que a un profesional del marketing en internet?

Una web corporativa orientada a que tus clientes te encuentren necesita cosas que a un amateur que hace una página ni se le ocurrirían porque sencillamente en su página el no las necesita. No sabe como optimizar una web para el SEO porque las visitas para el no son tan importantes, no saben como geolocalizar una web, optimizar las ULR, optimizar el peso de las imágenes o su etiquetado, como optimizar las palabras clave (o que son, como usarlas o donde encontrarlas), descripciones y etiquetas meta, conectar una web analytics, preparar una web para que cumpla de normativa de cookies o saber que ha de poner un aviso legal o unas clausulas de privacidad…

Y lo mismo pero multiplicado por diez aplicado a redes sociales, campañas de adwords o anuncios en Facebook…. ¿porqué sucede esto? Porque seguimos juzgando el trabajo en internet por la estética, por lo que parece, y el verdadero trabajo en internet está por debajo, en lo que se piensa y en lo que se hace pero no se ve, salvo en los resultados….

Razones por las que no se valora el trabajo en internet

No es un trabajo manual. No es visible, no se toca. Parece que no cuesta esfuerzo, ya que mucha gente pasa su ocio o buena parte de el enfrente del ordenador. El comerciante está en Facebook por ocio, se lo pasa bien… ¿Has de pagar por un trabajo que en realidad es diversión? Pues si, señoras y señores, aunque nos guste (de hecho nos apasione) nuestro trabajo, es trabajo. Son horas que podríamos dedicar a nuestra familia y que pasamos enfrente del ordenador trabajando para que nuestros clientes ganen mas dinero.

Seguimos midiendo un trabajo en horas, y no en resultados. A tí te cuesta 3 horas lo que a un profesional le cuesta 15 minutos….y años de estudio, práctica y repetición. No podemos medir el trabajo por cuanto le lleva hacerlo al profesional, sino cuanto nos llevaría hacerlo a nosotros así de bien, y sobre todo, cuanto nos puede hacer ganar ese trabajo.

Una cosa está clara. Internet está en nuestras vidas desde hace años, y los comercios cada vez son mas conscientes de ello, pero siguen equivocándose en gran parte en su manera de gestionar su presencia online, por desconocimiento de las opciones que tienen en su mayor parte, y por una concepción erronea del valor del trabajo a realizar en muchas otras…

 

Razones a favor de autogestión del marketing por pequeños negocios

Ojo. Todo lo que vamos a decir exige una formación previa. Se supone que un dueño que autogestione sus redes sociales habrá de formarse primero para ello, para saber por ejemplo que una lluvia constante de ofertas no hará más que espantar a su comunidad. Sabemos que no se pueden limpiar los cristales con nanas porque se rayan, verdad? Pues en redes sociales, en webs y en internet habremos de aprender como no rayar las cosas, o tendremos que volver a empezar de cero, y tendrás que pagar más aún para que alguien (profesional) levante el desastre.

Nadie conoce tu negocio como tu mismo: Si tu mismo gestiona las redes sociales y el marketing de tu negocio será lo más natural. Tu conoces tu sector como ningún CM lo conocerá en años, al menos en teoría y ya partes con ventaja. Seguramente se te ocurran muchas más cosas que decir a tus clientes…

Tu relación con los clientes es única y un CM no podrá imitarla: Los negocios con personalidad gestionados por sus dueños llevan esa relación al marketing. Son más naturales, hacen cosas que un CM no se atrevería por salirse de las normas de estilo, pero es que ellos son así!. Y si les funciona en el comercio, evidentemente, les funciona en las redes porque su comunidad es la misma…. Eso, ni el mejor CM del mundo lo podrá imitar.

Nadie conoce tus necesidades como tu mismo. Tu sabes que quieres y que necesitas mientras que el CM necesita que se le digan. Si no hay una comunicación fluida entre tu CM y tu, a veces puede pasar que no vayais por el mismo camino. Tu quieres ventas, y tu CM te da “Me gustas” y fans…. ¿te suena?

Es mas facil rentabilizar el marketing llevandolo tu que pagando a un tercero. No me cansaré de decirlo. Al 90% de los comercios y tiendas no les sale rentable estar en redes sociales si lo que pretenden es un retorno en ventas corto plazo. Se obtienen muchas otras ventajas, pero va a pasar tiempo hasta que veas ese esfuerzo traducido en ventas. Hay que dedicarle tiempo, de trabajo o de ocio. Así que imagínate pagarselo a tu tercero, y a un precio de profesional, mínimo 20 euros la hora… ¿Podrás rentabilizarlo? Gestionar tus propias redes, diseñar tus propios flyers, o crear tus propias campañas de correo electrónico lleva mucho tiempo, pero a la mayoría de los negocios les resultará mas rentable en términos económicos autogestionarlo, simepre que sepan que hacer y con una mínima formación adecuada.

Razones a favor de externalizar el marketing de tu negocio

Un profesional lo hará mejor y mas rapido que tu casi siempre. Está acostumbrado a ello y es su trabajo mientras que tu trabajo es otro, y estas en esto por necesidad. En el mejor de los casos, te acabas de formar en ello, e irás lento, y en el peor tendrás que aprender de cero y te equivocarás muchas veces. Has de valorar cuanto cuesta en tu tiempo hace un trabajo, que podrías hacer en ese tiempo, y si no te merece más la pena externalizarlo.

Un profesional esta al día de todas las novedades, ya que es su trabajo. Tu puedes tener tiempo para gestionarlo, pero no para estar al día, ya que estmaos en un mundo que evoluciona tan rápido que incluso a los propios profesionales les cuesta. Cada día salen nuevas soluciones que puedes perderte, y tu si quieres mantenerte al día acabarás teniendo dos trabajos y muriendo de exceso de información si no tienes cuidado.

Un profesional te da un punto de vista sobre tu negocio “aliado” pero externo. Trabaja codo con codo contigo, pero no piensa como tu, porlo que puede sugerirte cambios que a ti, por la fuerza de la costumbre, jamás se te hubieran ocurrido. Tener un punto de vista alternativo ayudando a tu negocio puede aportar ideas y soluciones que van más allá del marketing e incluso ayudarte en el desarrollo de tu negocio.

– Ademas del saber técnico, un profesional tiene un historial trabajando con empresas como la tuya, un know how que hará que posiblemente acierte antes que tu con la tecla adecuada en base a experiencias pasadas y que tu todavía desconoces. Cada empresa es un mundo, y no hay dos campañas y situaciones similares, pero el haber trabajado con otros clientes le habrá ayudado a saber que estrategiass pueden funcionar mejor y cuales peor con mayor probabilidad. Y sabrá que por mucho que lo repitan en Social Blablabla y Puro Marketing, no todas las empresas necesitan estar en Twitter, por ejemplo.

– Si sabes que necesitas alguien profesional para realizar este trabajo, contratar un freelance o una agencia suele ser mas barato que pagar a un profesional internamente, ya que puedes deducirlo como gasto, y puedes prescindir de los servicios o reducirlos sin indemnizaciones. Con la vigente  legislación laboral, externalizar servicios puede salir rentable. Además una agencia o un Freelance suele trabajar con mas clientes, por lo que se enfrenta a soluciones que pueden pasarte a tí cualquier día, mientras que un profesional a sueldo vive “encerrado” entre los muros de tu cuenta. Una agencia, como “Ente”, suele evolucionar, y aprender más rápido, aunque también es posible que alguien interno, reaccione antes.

Y entonces?

No voy a dar un consejo, ya que creo que cada empresa es un mundo que necesita ser evaluado por si  mismo. Si que creo que hay un ciclo, en el que un negocio pequeño se incia en internet, en que su mejor opción durante un tiempo va a ser llevarlo el mismo. A partir de ahí va a depender de muchos factores: si el marketing funciona y el negocio evoluciona, necesitará alguien que lo lleve por el y tendrá que optar por contratar a una agencia o freelance, o alguien en plantilla que se encargue de ello. En cualquiera de los casos, lo que esta claro es una cosa. Si eres el dueño de un negocio, formarse ya no es una opción sino una obligación, ya que aunque no lo lleves tu mismo, podrás evaluar mejor el resultado del trabajo que te están haciendo y decidiendo si te está resultando rentable o no.